Sin categoría

Consejos para antes de salir a rodar a carretera

¿Ya has tenido en cuenta algunas cosas importantes antes de salir de ruta en moto?

Seguro que sí, aunque nunca va mal recordar esos tips que nos ayudan a disfrutar de lo que más nos gusta: ¡rodar en moto!

Consejos antes de subir a la moto:

  1. Planifica la ruta.

Es importante planificar en la medida de lo posible la ruta que vas a hacer, establecer una hora de salida y paradas adecuadas. Para los repostajes es muy interesante contar con una herramienta como un localizador de estaciones de servicio, en función de los kilómetros que vayamos a hacer y la autonomía de nuestra moto, nos puede ser muy útil.

  • Haz la revisión de moto.

Repasa la presión de los neumáticos, que estén en buen estado y libres de suciedad, mantén tu moto limpia y verifica que no haya ninguna fuga de líquidos, y por supuesto empieza con el depósito lleno de combustible.

¿Cuánto equipaje?

  • Tanto si es una salida larga como corta debes llevar un equipaje lo más ligero posible, y si fuera necesario hacerte con algún accesorio como alforjas o portaequipajes para rodar con seguridad y comodidad. Intenta llevar lo imprescindible, sin olvidar documentación, teléfono con batería cargada y una extra además de algo de dinero en efectivo.

 

El equipo de protección:

  • Equípate adecuadamente: casco, chamarra y guantes es lo básico, pero no olvides que cuanto mejor equipado vayas, menos riesgo corres en caso de accidente. Es muy interesante a la hora de circular por carretera ponerte un chaleco reflectante si tu chaqueta no lleva elementos de visibilidad.

 

Kit  de herramientas básicas

  • Una llave inglesa, destornillador multiuso, cinta aislante o americana y un kit repara pinchazos puede salvarte el día. Si pinchas, siempre podrás continuar hasta el taller más próximo para repararlo y todo quedará en una simple anécdota. De lo contrario cualquier contratiempo sin importancia como que se te afloje un retrovisor, puede arruinarte la salida.
  • Evita el cansancio:

 

    1. Desayuna ligero y ve bien hidratado, de no ser así el cansancio aparece antes y los reflejos disminuyen. Parar para descansar al menor síntoma de incomodidad es lo ideal, solo unos minutos para estirar las piernas pueden devolverte las sensaciones.

Y cuando estés rodando:

Rueda tranquilo, no hay que hacer vuelta rápida ni demostrar nada a nadie, estamos disfrutando de la conducción. Si vas en grupo recuerda no ir en fila india en las rectas, siempre en formación de zig-zag, para tener visibilidad más allá de quién va delante de ti y así facilitar que él también sepa en todo momento donde te encuentras. Si se han establecido unas paradas para reposar, todos deben hacerlo a la vez, para así no tener que parar a todo el grupo en diferentes ocasiones, lo que haría el trayecto mucho menos fluido.

No subas tu ritmo, eso podría provocar situaciones de riesgo innecesarias, si te encuentras con otros moteros en el camino que van más rápido que tú, saluda y a lo tuyo, si por el contrario te unes a ellos dentro de tus límites, adelante, disfruta de la compañía.

Si vas con pasajero, no hagas maniobras que puedan incomodar, establece un sencillo código de señales para parar en caso de necesidad, por ejemplo dos toques en el hombro significa que aminores el ritmo, si te levanta el pulgar es que todo está bien, etc.

Y siempre disfruta de los kilómetros, del viento en la cara, del ruido del motor, de los amigos, de las paradas, de las anécdotas… ¡disfruta de tu moto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *